domingo, 17 de octubre de 2010

Propulsor de azagayas o "Atlatl".

Música para un "...a ver si me sale."
Hola de nuevo. Tras la entrada anterior, de obligada y debida despedida a un amigo, me gustaría volver a tratar en éste blog asuntos que me interesan y que espero que puedan interesar o resultar entretenidos para quien los pueda leer.
En esta ocasión, he decidido hablar de una invención anterior al arco, la cual al igual que los arcos, se ideó para propulsar flechas, aunque sería más adecuado hablar de venablos o azagayas, dado que habitualmente eran de mayor tamaño que éstas. Según Wikipedia, una azagaya es un arma arrojadiza, primitiva y ligera, que puede ser lanzada a mano o bien con la ayuda de un propulsor, y que por lo general, tiene la punta hecha de asta de cérvido, un ástil de madera y un emplumado estabilizador en la parte trasera, al igual que las flechas. Dado que lo normal es hallar tan sólo las puntas debido a la degradación de la madera con el tiempo, la palabra "azagaya" suele ser empleada por los arqueólogos tanto para referirse al objeto completo como únicamente a la punta hallada.

El Atlatl
Con una simple rama....
Los pobladores americanos prehistóricos hicieron un amplio uso de propulsores en sustitución del lanzamiento de jabalinas a mano, lo cual, seguramente aceleró la extinción de los grandes mamíferos cenozoicos americanos. Tiempo después, el propulsor fué reemplazandose por el arco, mucho más efectivo, sin embargo, ciertas culturas precolombinas continuaron haciendo un amplio uso de ellos. En Australia también era utilizado por los aborígenes y se le conocía por Woomera.
El hecho, es que en el momento de la llegada de los conquistadoes españoles al Nuevo Mundo, este artilugio era usado por indigenas de las zonas que actualmente ocupan Perú, Colombia y , principalmente,Centroamérica . En lengua náhuatl se le llamó atlatl, y en español también se conoce como lanzadardos o estólica. En manos expertas se convertía en un arma temible, tal y como pudieron comprobar los soldados españoles que desembarcaron con Cortes a la conquista de nuevas tierras para la corona española.  Es de notar, que los indios Méxica usaban propulsores para dardos, llamados tlacochtli , no más grandes que una flecha, sin por ello perder efectividad.

Dicho lo cual...
Semejante artilugio logró captar mi atención hace tiempo y , tras recopilar la información que pude, decidí construir un propulsor (para el cual me serví de un trozo de palo de escoba , lamentable, lo sé...) al que añadí una tira de cuero para un mejor agarre, una punta de vástago de flecha sobre la que apoyar la azagaya y una piedra atada con tira de cuero para contrapesar y dar mayor energía al lanzamiento. Después compré unos vástagos de madera baratitos de un centro de bricolage a los que añadí puntas de flechas que se me habían roto y emplumé con plumás de tamaño más que aceptable, por aquello del frenado en vuelo.Así pues, todo estaba a punto. Faltaba probar.
Mi engendro de propulsor y azagayas... ¿Se nota la mano del constructor?

Ni que decir tiene que los primeros intentos fueron penosos, unos lanzamientos desastrosos, aunque poco a poco, fuí logrando que en lugar de salir de lado o estrellarse contra el suelo, empezasen a volar hacia delante.  Al final, un tiro espectacular que alcanzó los 50 metros, pero con demasiada parábola, nada de volar hacia un objetivo definido, solo distancia.  De ahí en adelante, a tratar de mejorar. Incluso un par de veces llegué a acertarle al jabalí de foam a 30 metros, pero creo que fué más producto de la casualidad que de la punteria...
Si tuviese que comer de lo que cazo con esto...

A pesar de ello, el fallo estaba claro. Además de mucha práctica,  las azagayas (o venablos, que tanto dá) deberían ser de un calibre mayor y sobre todo más largas, lo que les imprime una flexibilidad que las hace "colear" en vuelo haciendo que, sorprendentemente, su vuelo sea más estable. Construir alguna de esas lo tengo en "tareas pendientes", pero bueno, yo soy arquero, así que ya se verá, de momento esperará un poco
Por lo pronto, hay que conformarse con estos dos videos que están en YOUTUBE en los que se vé perfectamente como gente experta hace uso de estos trastos y de como vuelan las azagayas que disparan. Es curioso de ver.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada