lunes, 22 de agosto de 2011

LA APERTURA MONGOL

Cuando nos iniciamos en el mundo del tiro con arco, lo más habitual y aconsejable es realizar unos cursillos de aprendizaje en un club federado, el cual nos pone bajo la tutela de una persona capacitada para enseñarnos la técnica de tiro y las normas de seguridad.
Entre otras cosas, la parte práctica suele iniciarse con el agarre "apache", es decir, agarrando la cuerda colocando los dedos por debajo del punto de enfleche y acercando el culatin al ojo con el que apuntamos. Poco después, pasamos al agarre "mediterráneo", que como ya sabemos, consiste en colocar el dedo índice sobre el punto de enfleche y los dedos corazón y anular bajo dicho punto. Dependiendo de la modalidad o forma de tiro escogida, se aprende uno u otro, a pesar de ser el mediterráneo el más habitual.  Algunos monitores nos mencionan de pasada el "thumb-draw" (apertura de pulgar) o "tiro mongol". Básicamente consiste en tirar de la cuerda amarrándola solamente con el pulgar por debajo del punto de enfleche y rodeando el pulgar por el lado opuesto con nuestro dedo índice, a modo de refuerzo. En el pulgar es necesario colocarse un anillo especial de tiro para no lastimarse. Esta forma de tirar requiere que la flecha salga del arco por el lado de la mano que tira de la cuerda, justo al contrario que en el agarre mediterráneo, en el cual, un arco de diestro tiene la ventana a la izquierda, debido a que sólo así la flecha flexará en vuelo como es debido, dado que la cuerda tomará en su avance la curva opuesta a la que describe en el tiro mediterráneo, en el cual la cuerda tiende a golpear el brazo de arco. En el tiro de pulgar, la cuerda describe una curva hacia afuera del arco en su avance, razón por la cual en este tipo de tiro no suelen verse protectores de brazo.
Recordemos, el agarre de la izquierda es el mongol.


En el A podemos ver el avance de la cuerda con la suelta mediterranea, mientras que en el B se aprecia la dirección de la cuerda en la suelta asiática de pulgar.
Esta forma de tirar es eminentemente asiática y como todo lo que funciona, tiene un porqué.  Si observamos que en ese continente la arquería a caballo era muy valorada, se impuso la utilización de arcos pequeños y manejables, a la vez que potentes. Parte de esa potencia debe obtenerse de una gran apertura, lo cual unido al pequeño tamaño del arco hace que la cuerda con el arco tensado forme un ángulo muy pequeño en el que insertar flecha y dedos, con el riesgo de pinzamiento de la flecha y un mal disparo.


Por otro lado resulta que al tirar a caballo, la resistencia que genera el aire contra el avance de la flecha la haría caer de su posición correcta con demasiada frecuencia. Sólo tenemos que probar a disparar un día de viento, si sopla en la dirección adecuada.....
Hay quien sostiene que esta forma de tirar la inventaron los chinos y que los mongoles y demás pueblos que estuvieron en contacto con ellos lo adoptaron por su eficiencia.
Es una hipótesis nada descabellada, si pensamos que los habitantes de Japón llegaron en la antiguedad desde el continente y ellos no necesitan tirar de la cuerda con este sistema dada la longitud de los arcos Yumi japoneses y aun así, sigue siendo el agarre utilizado.
Lo que si resulta cierto, es que es una forma de tirar más complicada de aprender que el agarre mediterráneo, aunque también hay quien la juzga como más eficiente al intervenir menos dedos en la suelta.   Como dato, diré que he hecho alguna prueba y ha sido desastrosa...y eso que la hice con un arco chino ( construido por un compañero de club ) y un anillo de cuerno para proteger el pulgar, así que...sin excusas.

El arquero mongol en combate

Hoy, la musica ambiental, va mejor aquí. 



Aunque me parece innecesario empezar ahora a contar un rollo enciclopédico acerca de los mongoles y su forma de vida, sí que me gustaría decir que tras ser unidas las diferentes tribus mongolas bajo el mando de su carismático líder Gengis Khan, cuyo nombre verdadero era Temujin, se empezó a gestar un gran imperio que aglutinó en un principio a las más importantes étnias de la estepa.

Tártaros, keraitos, naimanes, tangutos, merkits, kirguises, túvanos, buriatos y otros pueblos se unificaron bajo un mismo soberano y emprendieron la conquista de tierras en todas direcciones, logrando subyugar la práctica totalidad de Asia y llegando a invadir tierras islámicas y el mismo Este de Europa. Sorprendentemente, cuando uno de sus gobernantes fallecía, la campaña de conquista se colapsaba y en ocasiones el ejército regresaba a su punto de partida. Esa fue la razón por la cual los mongoles se dieron media vuelta cuando tenían a los principados rusos casi derrotados y habían llegado incluso a derrotar a los caballeros polacos y alemanes en Liegnitz, en Silesia, batalla que juzgaron necesaria para proteger su flanco de posibles amenazas en su avance hacia Hungría. El desmembramiento en pequeños reinos del gran imperio de Temujin fue el que salvó a Europa de nuevas invasiones.

El soldado mongol era en esencia un pastor y cazador nómada capaz de vivir a lomos de su caballo. Estos caballos eran muy pequeños pero extraordinariamente resistentes y cada guerrero se hacía acompañar de más de uno en sus avances. La táctica era mandar grupos de exploración en todas direcciones, así que era muy difícil pillar desprevenido a un contingente de guerreros mongoles. El arco mongol, ya lo conocemos. Se trata del típico arco compuesto de madera reforzada con tendón y cuerno y unas palancas o "siyahs" en sus extremos para dar más potencia al conjunto.


Esta figura que representa a Gengis Khan fué un regalo de mi chica, que fué fácil de montar, pero me volví medio loco para pintarlo decentemente.

Sus ejércitos estaban fuertemente estructurados y la unidad de combate de menor tamaño era el arban, formada por diez hombres bajo el mando de un oficial llamado bagatur. Diez arbanes, conformaban un jagún de 100 hombres.  Diez jagúnes formaban un mingham de 1.000 hombres y diez de estos mingham formaban la más grande de las unidades, el Tumen, de 10.000 hombres.  Cada ejército u "ordu" (horda) estaba formado de entre dos y cinco Tumen.  Su máxima era " Avanzad divididos, atacad juntos", así que el avance en territorio enemigo se realizaba en varias columnas que se mantenían en contacto mediante mensajeros a caballo.

Algunas cosas en Mongolia no han cambiado tanto.

Una vez enfrentados al enemigo,  actuaban como si se tratase de una cacería. Era la táctica del Tulughma, que consistía en formar varios jaguns de caballería pesada fuertemente armada, separados entre si frente al enemigo. Al sonar los tambores Naccara que portaban a lomos de camellos, entre ellos y desde atrás, les rebasaba un gran contingente de arqueros ligeros que avanzando hacia ambos lados de la formación enemiga hacían llover sobre ellos una multitud de flechas que les diezmaban y desorganizaban enormemente, mientras eran rodeados. La presa estaba en el centro y confundida, era el momento de cargar con la caballería pesada. Las órdenes se daban mediante banderas blancas y negras y si era de noche, mediante señales con antorchas.
Oficial mongol con un tambor Naccara para transmitir ordenes.

Cada arquero portaba en sus aljabas unas 30 flechas ligeras para usar a larga distancia, y otras 30 de puntas pesadas y emplumados mayores para disparar a cortas distancias, aunque estas últimas no solían usarse si no era desde posiciones defensivas, cosa que no era frecuente en estos casos. Se dio el caso de que a pesar de su destreza como arqueros a caballo, frente a los elefantes birmanos se vieron obligados a luchar a pié, ya que los caballos se volvían incontrolables por el terror que les causaban los elefantes.

Y así lo dejo, con el recuerdo de unos nómadas que llegaron crear un imperio con una extensión mayor que el que formó Alejandro Magno, y que como todos los grandes imperios, vio su ocaso cuando las luchas por el poder sucesorio lo hicieron ingobernable y acabó dividiéndose.

4 comentarios:

  1. Hola Jaime: veo que eres un apasionado de la cultura mongol y veo que en la foto de tu perfil, también tiras con arco. Quería preguntar donde pudo ver y consultar, donde se puede comprar un arco mongol, aunque me han informado que los que hay son coreanos y hay otros que son imitación, fabricados en Hungría. Tampoco he investigado mucho.Pero si tienes esa información, te lo agradecería. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No diria yo tanto como un apasionado, pero me gusta el tema. Mi arco es un hungaro, que se parece tremendamente al mongol (como todos los de corte indoeuropeo) y en principio se pensaron para tirar a caballo. Lo compré por internet a un fabricante hungaro (grozer archery) y es de 70 libras, aunque hay de muchas potencias y diseños. No tiene ventana, con lo cual el tiro es algo más dificil, pero se le pilla el punto. Eso si, las cuerdas que manda son de pena y yo he tenido que aprender a hacer cuerdas porque aqui no hay arcos de este tipo y por lo tanto no hay cuerdas para ellos en los comercios....y cual es la diferencia? el tamaño de la gaza, que ha de ser bastante grande para que entre en la pala.
      Si te puedo ser de alguna ayuda más, no dudes en conntactar conmigo.

      Eliminar
  2. Hola. He estado investigando el asunto y no encuentro respuesta a mi duda. A ver si tú me la puedes resolver. En el tiro con arco oriental, al estar la flecha en el lado opuesto y realizarse la suelta con el pulgar, ¿la paradoja del arquero tiene lugar hacia el lado opuesto al habitual?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Si, en efecto. Observa que la paradoja se produce precisamente por que la cuerda resbala por nuestros dedos al soltar y avanza describiendo una curva hacia fuera del arco. En el caso del pulgar, al estar contrapuesto a los demas dedos, la cuerda avanza hacia el otro lado, siendo imposible que nos golpee el antebrazo al soltar, de hecho, los que tiran asi no llevan protector de brazo.

      Eliminar