domingo, 2 de marzo de 2014

Hacer el forro de una cuerda o "Serving"

Un poquito de musica  
 
Recientemente he tratado de explicar (espero que de una manera fácil de entender) el procedimiento para hacer una cuerda trenzada. En ésta explicación no incidí demasiado acerca del "serving" o forrado de la cuerda, dado que el material del que me sirvo para elaborar mis cuerdas es Dacrón de la marca Brownell y tiene la característica de una acusada elongación que se estabiliza, por experiencia propia, hacia los 150 o 200 tiros, alcanzando entonces su longitud definitiva ( que puede aumentar perfectamente entre una y dos pulgadas) siendo más que probable que tengamos que añadir vueltas a la misma para acortarla a la medida que necesitamos para nuestro arco. Esto hace que un forro que cuesta lo suyo de hacer pueda verse alterado y seguramente se afloje si está terminado por completo antes de que la cuerda acabe de estirar. Por eso, cuando acabo una cuerda soy partidario de hacer un pequeño forro temporal, lo justo para la zona del enfleche y cuando la cuerda ya no estire más, retirarlo y hacer el definitivo.
Lo puedes ver en los videos 5, 6 y 7 de este ENLACE . También podemos hacer cuerdas que apenas tienen estiramiento en materiales como Fast Flite y otros hilos de formulas que incluyen Dyneema y otros componentes. Estas bobinas de hilo son bastante más caras y antes de usar estos hilos hay que cerciorarse de que nuestro arco tenga los tips reforzados ya que el tirón de la suelta podría romperlos. Decir también que el Fast Flite produce un seco tirón que imprime más velocidad a la flecha...y por lo tanto, la hace flexar más. Todo va unido.

Y dicho esto, paso a explicar la función del forro y su realización.

El "serving" (forrado) es fundamental para proteger puntos clave de la cuerda que entran en contacto con partes del arco y/o con el antebrazo que sujeta el arco. Si la cuerda avanza y nos golpea en el protector se produce una fricción que acaba por deteriorarla y lo mismo ocurre en el punto de enfleche (nock point) el cual soporta cada vez el pinzamiento y desprendimiento brusco del culatín de la flecha, así como la presión de las anillas metálicas (nock stop) que suelen ponerse para marcar el punto de enfleche. En cuerdas para arcos de poleas y olímpicos, las gazas van forradas también, pero debido al particular modo de hacer una cuerda tradicional esta practica se torna prácticamente imposible, así que no se hace, volviéndose en este caso más importante la práctica de mantener bien enceradas las gazas para minimizar el desgaste.
Y ahora hablaremos del material que se debe usar para el forrado. Mi experiencia personal me lleva a hacerlos con materiales como el Diamond Back, un poco más caro que el más económico de algodón, pero de duración y fiabilidad sin punto de comparación. Los de algodón se deshilachan rápidamente y no parece buena idea estar continuamente haciendo forros nuevos para una misma cuerda. Además el Diamond Back se comercializa en diferentes grosores, con lo que podemos ajustar uno fino para cuerdas gruesas y viceversa para lograr un perfecto pinzamiento de los culatines en nuestra cuerda sin tener mayor importancia el número de hilos que la compongan.


En la foto (que es robada, todo hay que decirlo...) podemos ver como el forro, que va en una pieza del punto más alto de A hasta el punto más bajo de B, no es simétrico si tomamos como referencia en punto en el que enflechamos. Se trata de no forrar más de lo necesario para no cargar un peso innecesario a la cuerda. Parece una tontería, pero no lo es, ya que el peso innecesario hace más lento el avance de la cuerda y es por ello que lo que procede es dejar sobre el punto de enfleche un pequeño margen (A) para poder desplazar dicho punto hacia arriba si es necesario y un tramo mayor debajo del enfleche (B) para proteger la cuerda del posible golpeo contra el protector del brazo que sujeta el arco.
 Para hacer el forro podemos servirnos de un forrador o hacerlo a mano. Hay diferentes tipos de forradores en el mercado, seguramente los más frecuentes son estos:


Además de podernos servir de estos y otros muchos tipos de forradores de cuerda, también existe la opción de forrarlas a mano, algo bastante más tedioso, pero que nos permite controlar la presión que le damos al hilo de forrar sobre la cuerda, algo que también se puede regular desde un forrador de calidad, pero para gustos ...los colores.  Tampoco está mal ser capaz de hacerlo a mano.

Anteriormente hago referencia a los videos que colgue en la entrada que trata la manera de hacer cuerdas tradicionales, así que para no repetirme en exceso, y dado que en el mismo Youtube se pueden ver bastantes videos en los que alguien con un forrador da vueltas y vueltas y vueltas a la zona de la cuerda que debe forrar, me limitaré a lo que me parece más interesante visto y comprobado que poca gente sabe hacer, el inicio y el final del forro.Para ello, he colgado un par de videos cortos con el inicio y el final del forrado, pero haciendolo a un aescala mayor, en este caso con un cordón de bota sobre un vástago que simulará ser la cuerda, de ese modo se puede ver mejor.  Aquí pongo los enlaces:

Inicio del forrado

Finalización del forrado 

Por último, decir que en la excelente web de Arcobosque  que gestiona Josep Barceló, existe un apartado denominado "bricolage arquero, en el cual existe en el articulo correspondiente a forrado de cuerdas una serie de fotografías excelentes donde se vé con claridad el proceso que yo he tartado de explicar en los videos.       (http://www.arcobosque.com/brico05.htm)
Y ahora...a probar, que es fácil.

5 comentarios:

  1. Buenas Jaime,

    En Primer lugar felicitarte por un post tan bueno y agradecerte el trabajo que a gente que como yo empezamos en este mundo nos ayuda tanto.

    En segundo preguntarte si para el forrado de las gazas se realiza la misma técnica o se tendría que hacer de forma distinta.

    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miguel Angel, gracias por tus palabras. Lo que hay que tener en cuenta es que en las cuerdas tradicionales (flemish) rara vez se forran las gazas, ya que este tipo de cuerda no suele requerirlo. Así que supongo que hablas del forrado de las cuerdas sin fín, que son las compuestas por un solo cabo que va y viene entre tips y se usa básicamente en arcos olimpicos (yo tiro con tradicional)....
    En ese caso, el trozo de cuerda que formará la gaza ha de forrarse con la cuerda a medio acabar, es decir, que cuando dobles la cuerda para hacer la gaza, éste trozo ya esté forrado. Es una técnica distinta, y hay muchos videos en youtube donde se vé con claridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Jaime,

      Gracias por tu respuesta. La cuerda a la que me referia era la flemin (la que enseñas en otro post), pero desconocia el dato de que no es necesario forrar las gazas (como ya dije soy nuevo en este mundo y agradezco mucho post como estos y gente como tu que explican bien las cosas).

      Gracias de nuevo por todo (ya puedo intentar hacer mi primera cuerda)

      Eliminar
  3. Gracias por el post, con lo videos estupendo, he podido forrar mi primera cuerda sin problemas, gracias otra vez.
    Josep

    ResponderEliminar